El jugador Enrique Bongiovanni, del Súper Maxi de La Cascada, destacó un gesto noble de un rival

Hola amigos, quería contarle algo lindo que pasó este fin de semana durante el encuentro entre Pilar del Lago y La Cascada por el torneo de Super Maxi B. Promediaba el segundo tiempo y el encuentro estaba 1-1 y era muy lindo y disputado. Vino un centro de la derecha y cuando salto para descolgarlo me veo superado por un rival que concreta el gol. En segundos pasa por mi mente por qué no fui un paso más adelante o cómo pudo ganarme allá arriba este muchacho. Duraron poco mis lamentos internos ya que mis compañeros protestaron enseguida que ese gol, que el árbitro convalidó, había sido con la mano y por supuesto me sumé a las protestas que duraron muy poco. Ya que Mario Damp (el autor del supuesto gol) inmediatamente le reconoció al árbitro que había sido con la mano y por supuesto lo anuló.

No quisiera dejar pasar por alto la actitud caballeresca y de hidalguía deportiva de Mario Damp que no dudó en retractarse diciendo: “aunque mis compañeros me puteen no podría mentirles a mis rivales que son unos buenos muchachos”.

AIFZN en las redes